¿Cómo saber si estoy haciendo bien los ejercicios de Kegel?

¿Cómo saber si estoy haciendo bien los ejercicios de Kegel?

Cómo saber si se hacen correctamente los kegels

El control de la vejiga depende de que los músculos trabajen juntos cuando la vejiga se llena de orina. El músculo de la vejiga debe estar relajado y los músculos que rodean la uretra (el conducto por el que pasa la orina), llamados músculos del suelo pélvico, deben estar tensos. Los ejercicios que fortalecen los músculos del suelo pélvico pueden ayudar a retener la orina dentro de la vejiga, evitando las pérdidas. Estos ejercicios para los músculos del suelo pélvico se denominan comúnmente ejercicios “Kegel”, en honor al médico que los desarrolló.

Para evitar el uso de los músculos del estómago, apoya la mano ligeramente en el vientre mientras aprietas los músculos del suelo pélvico. ¿Sientes que el vientre se tensa? Si es así, relájate y vuelve a intentarlo. Asegúrese de que no siente ningún movimiento del estómago.No los músculos del pechoSi se encuentra conteniendo la respiración, probablemente esté utilizando los músculos del pecho. Para evitarlo, relájate por completo y observa cómo respiras durante unos instantes. Ahora aprieta los músculos del suelo pélvico mientras sigues respirando normalmente. Esto le ayudará a asegurarse de que no está utilizando los músculos del pecho, ya que éstos suelen estar relajados cuando respira.No los músculos de los glúteosEl otro conjunto de “músculos incorrectos” son los músculos de los glúteos (parte inferior). Para comprobar si está tensando los músculos de los glúteos por error, apriete los músculos del suelo pélvico mientras está sentado frente a un espejo. Si ves que tu cuerpo se mueve ligeramente hacia arriba y hacia abajo, también estás utilizando los músculos de los glúteos.No los músculos de los muslosOtro conjunto de músculos que debes evitar utilizar son los de los muslos. Si ves que la parte superior de tus piernas se mueve mientras estás sentado, haciendo que todo tu cuerpo se levante, estás contrayendo los músculos equivocados. Si lo hace correctamente, nadie -excepto usted- debería ser capaz de darse cuenta de que está apretando los músculos del suelo pélvico.

Quizá te interese  ¿Cómo funciona bici CrossFit?

Beneficios de los ejercicios de Kegel en el plano sexual

Los ejercicios de Kegel se definen como una contracción sostenida y submáxima de los músculos del suelo pélvico. El objetivo de la práctica de los ejercicios de Kegel es fortalecer los músculos que ayudan a controlar el funcionamiento del intestino y la vejiga. Los ejercicios de Kegel también se conocen como ejercicios del suelo pélvico.

Es importante reconocer los músculos correctos para ejercitarlos.    Los músculos que hay que ejercitar son los mismos que se utilizan para retener los gases, las heces o la orina.    Al contraer (apretar) estos músculos debes sentir que el ano (y en el caso de las mujeres, la vagina) se cierra, se tensa y se eleva más dentro de ti.

Aprieta los músculos del suelo pélvico, mantén la contracción durante cinco segundos y luego relájala durante cinco segundos. Inténtalo cuatro o cinco veces seguidas. Trabaja hasta mantener los músculos contraídos durante 10 segundos cada vez, relajando durante 10 segundos entre las contracciones.

Nota: Es posible que no vea resultados de inmediato. Si no observa una mejora de los síntomas al cabo de dos o tres meses, consulte a su médico. Si descubre que estos ejercicios alivian sus síntomas, planee hacerlos para siempre. El ejercicio mantiene estos músculos fuertes.

Ejercicios Kegel salud masculina

En una sesión de ejercicios de cuerpo entero, se tonifican los brazos y los hombros, se hacen planchas para conseguir un núcleo más firme, y se muestra la parte inferior del cuerpo con las estocadas. Pero hay un grupo de músculos muy importante que puede faltar: la vagina. Los kegels, los ejercicios de tonificación y fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico, están de moda, aunque son un ejercicio de la vieja escuela. Hemos pedido a los expertos que nos digan todo lo que hay que saber sobre cómo hacer los kegels y por qué no hay que saltárselos. ¿Qué son los kegels?

Quizá te interese  ¿Como debe ser el entrenamiento ejemplos?

“En primer lugar, los kegels son una forma de fortalecer los músculos del suelo pélvico, que son una especie de hamaca que rodea la pelvis”, dice la doctora Leah Millheiser, directora del Programa de Medicina Sexual Femenina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. En el caso de los kegels, eso significa apretar los músculos del suelo pélvico -los mismos que aprietas cuando intentas evitar orinar, y la zona del cuerpo que tu instructor de Pilates siempre te recuerda que debes ejercitar en clase- para mantenerlos tonificados y tensos. ¿Cuáles son los beneficios de los kegels? Normalmente oímos hablar de los kegels como un régimen de rehabilitación por debajo del cinturón, especialmente en el contexto del fortalecimiento de la vagina después del parto. “Cuando las mujeres tienen un poco de soltura en el suelo pélvico después del parto, los kegels pueden ayudar a fortalecer esos músculos y facilitar el proceso de curación”, dice Millheiser.

¿Funcionan los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel no te ayudarán a tener mejor aspecto, pero hacen algo igual de importante: fortalecer los músculos que sostienen la vejiga. Unos músculos del suelo pélvico fuertes pueden contribuir en gran medida a evitar la incontinencia.

Estos ejercicios fueron desarrollados a finales de la década de 1940 por el Dr. Arnold H. Kegel, un ginecólogo estadounidense, como una forma no quirúrgica de evitar que las mujeres pierdan orina. También funcionan para los hombres que sufren incontinencia.

Aunque los ejercicios de Kegel en sí mismos son sencillos, encontrar los músculos adecuados para ejercitarlos no lo es. Un tercio o más de las mujeres y los hombres que practican los ejercicios de Kegel trabajan en realidad los músculos abdominales, de las nalgas o de la cara interna de los muslos. No obtienen los beneficios de los ejercicios.

Quizá te interese  ¿Cuántas veces se hacen los abdominales hipopresivos?

Apunta alto.  Intente realizar al menos entre 30 y 40 ejercicios de Kegel al día. Repartirlos a lo largo del día es mejor que hacerlos todos a la vez. Dado que se trata de ejercicios sigilosos que nadie nota salvo tú, intenta hacer algunos a escondidas mientras esperas en un semáforo, en un ascensor o en la cola del supermercado.

Si tiene pérdidas de orina al toser, estornudar, reírse, agacharse o levantar algo pesado (incontinencia de esfuerzo), hacer uno o varios ejercicios de Kegel antes de un “desencadenante” puede ser suficiente para evitar las pérdidas. Si tienes ganas de orinar y dudas de que vayas a llegar al baño, hacer Kegels puede llevarte al baño de forma segura.

¿Cómo saber si estoy haciendo bien los ejercicios de Kegel?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad