¿Cuándo se repite un penalti 2020?

¿Cuándo se repite un penalti 2020?

Después del penalti

Dos momentos de un partido de la Supercopa Libertadores de 1994 que terminó en una tanda de penaltis. Arriba: el portero de Boca Juniors, Carlos Navarro Montoya, detiene el disparo de Sergio Berti, jugador de River Plate. Abajo: Fernando Gamboa, de Boca Juniors, marca ante el portero de River Plate, Germán Burgos.

Una tanda de penaltis (oficialmente tiros desde el punto penal)[1] es un método de desempate para determinar a qué equipo se le concede la victoria en un partido de fútbol de asociación que no puede terminar en empate, cuando el marcador está empatado después de que el tiempo reglamentario así como la prórroga (si se utiliza) hayan expirado. En una tanda de penaltis, cada equipo se turna para disparar a la portería desde el punto de penalti, con la portería defendida únicamente por el portero del equipo contrario. Cada equipo dispone de cinco tiros que deben ser ejecutados por diferentes pateadores; el equipo que realiza más tiros exitosos es declarado vencedor. Las tandas de disparos terminan en cuanto un equipo tiene una ventaja insuperable. Si la puntuación está igualada después de cinco pares de tiros, la tanda avanza a rondas adicionales de “muerte súbita”[1] Los balones lanzados con éxito a la portería durante una tanda no cuentan como goles para los pateadores individuales o el equipo, y se cuentan por separado de los goles marcados durante el juego normal (incluida la prórroga, si la hay). Aunque el procedimiento para cada tiro individual en la tanda de penaltis se parece al de un tiro penal, hay algunas diferencias. La más notable es que ni el ejecutor del tiro ni ningún otro jugador, aparte del guardameta, puede volver a jugar el balón una vez que lo haya pateado.

Fútbol de penaltis

Dos momentos de un partido de la Supercopa Libertadores de 1994 que terminó en una tanda de penaltis. Arriba: el portero de Boca Juniors, Carlos Navarro Montoya, detiene el disparo de Sergio Berti, jugador de River Plate. Abajo: Fernando Gamboa, de Boca Juniors, marca ante el portero de River Plate, Germán Burgos.

Una tanda de penaltis (oficialmente tiros desde el punto penal)[1] es un método de desempate para determinar a qué equipo se le concede la victoria en un partido de fútbol de asociación que no puede terminar en empate, cuando el marcador está empatado después de que el tiempo reglamentario así como la prórroga (si se utiliza) hayan expirado. En una tanda de penaltis, cada equipo se turna para disparar a la portería desde el punto de penalti, con la portería defendida únicamente por el portero del equipo contrario. Cada equipo dispone de cinco tiros que deben ser ejecutados por diferentes pateadores; el equipo que realiza más tiros exitosos es declarado vencedor. Las tandas de disparos terminan en cuanto un equipo tiene una ventaja insuperable. Si la puntuación está igualada después de cinco pares de tiros, la tanda avanza a rondas adicionales de “muerte súbita”[1] Los balones lanzados con éxito a la portería durante una tanda no cuentan como goles para los pateadores individuales o el equipo, y se cuentan por separado de los goles marcados durante el juego normal (incluida la prórroga, si la hay). Aunque el procedimiento para cada tiro individual en la tanda de penaltis se parece al de un tiro penal, hay algunas diferencias. La más notable es que ni el ejecutor del tiro ni ningún otro jugador, aparte del guardameta, puede volver a jugar el balón una vez que lo haya pateado.

Estadísticas de la tanda de penaltis

La tanda de penaltis es un método para determinar un ganador en partidos deportivos que, de otro modo, habrían quedado empatados o en tablas. Las reglas de las tandas de penaltis varían entre los distintos deportes e incluso entre las distintas competiciones; sin embargo, la forma habitual es similar a la de los tiros de penalti, ya que un solo jugador realiza un disparo a puerta desde un punto determinado, siendo el único defensor el portero. Si el resultado sigue siendo un empate, la tanda de penaltis suele continuar “gol a gol”, con los equipos lanzando alternativamente, y el que marca un gol no igualado por el otro equipo es declarado ganador. Esto puede continuar hasta que todos los jugadores hayan realizado un disparo, tras lo cual los jugadores pueden realizar disparos adicionales, hasta que se rompa el empate, y también se conoce como “muerte súbita”.

La tanda de penaltis se utiliza normalmente sólo en situaciones en las que no se permiten los empates (por ejemplo, un torneo en el que los perdedores deben ser eliminados) y cuando otros métodos, como la prórroga, la muerte súbita y/o la regla del gol de visitante, no han podido determinar primero un ganador. Evita los retrasos que conlleva la repetición de los partidos para producir un desempate. Una queja habitual sobre las tandas de penaltis es que sólo determinan el mejor equipo en la única disciplina, más bien limitada, de lanzar penaltis, en lugar de determinar con justicia el mejor equipo en el juego general.

Penalti

Fuera de juego VAR: Christian Gittelmann (GER)DECISIÓN: Gol de Leonardo Bonucci (Italia) anulado por fuera de juego, minuto 13.¿QUÉ OCURRIÓ? Lorenzo Insigne lanzó un tiro libre al área, que Giovanni Di Lorenzo ayudó y Bonucci remató a bocajarro. El gol fue concedido originalmente, pero la revisión del VAR para anular el gol fue rápida, y se hizo para cuando los jugadores habían terminado su celebración.VALORACIÓN DEL VAR: 8/10 – Aunque la decisión fue correcta y Bonucci estaba en fuera de juego por el toque de Di Lorenzo, la imagen final del VAR tardó 10 minutos en emitirse. En las repeticiones originales de la televisión parecía que se había concedido un fuera de juego contra Giorgio Chiellini, que intentó jugar el balón y no lo vio desde el lanzamiento original de la falta. Pero hubo un toque secundario de Di Lorenzo que sin duda hizo que el goleador estuviera en fuera de juego.17. PARTIDO: Suecia 1-2 Ucrania, 29 de junio

VAR: Massimiliano Irrati (ITA)DECISIÓN: Tarjeta roja para Marcus Danielsson (Suecia), minuto 98.¿QUÉ OCURRIÓ? Danielsson se estiró por el balón delante de Artem Besedin, y aunque el defensa sueco lo ganó, su seguimiento alcanzó al rival en la rodilla, con los tacos por delante. El árbitro mostró inicialmente una tarjeta amarilla, antes de que el VAR aconsejara la revisión de la tarjeta roja.VALORACIÓN DEL VAR: 6/10 – Muchos no estarán de acuerdo con la decisión de la tarjeta roja, porque Danielsson claramente sólo tenía la intención de jugar el balón y atrapar al hombre era secundario. Pero en el fútbol internacional, atrapar a un adversario por encima del tobillo con una planta completa del pie se considera una tarjeta roja.16. PARTIDO: Francia 3-3 Suiza (4-5 bolígrafos), 28 de junio

¿Cuándo se repite un penalti 2020?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad