¿Cuántas veces se hacen los abdominales hipopresivos?

¿Cuántas veces se hacen los abdominales hipopresivos?

Respiración hipopresiva deutsch

Las técnicas HYPOPRESSIVE® se crearon en Europa a principios de la década de 1980 con el objetivo de ayudar a las mujeres en el posparto a prevenir y recuperar las disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia y el prolapso. Desde el principio, el objetivo fue desarrollar un enfoque global de la salud del tronco mediante la creación de una técnica de acondicionamiento que beneficiara a todo el sistema del tronco, y eliminara las lesiones causadas por la presión perjudicial sobre el suelo pélvico (como suele ocurrir con los ejercicios abdominales tradicionales).

El término “hipopresivo” hace referencia a una disminución o reducción de la presión. Esta forma de ejercicio reduce la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica, donde los ejercicios tradicionales, el entrenamiento abdominal, la gravedad, así como la mayoría de nuestras actividades diarias son HIPERpresivos – aumentan la presión intraabdominal.    Esto no quiere decir que hacer estas actividades cotidianas sea malo para nosotros, de hecho la mayoría de lo que hacemos -incluso caminar- aumenta esta presión interna. Lo que tenemos que abordar es lo bien que nuestro cuerpo es capaz de gestionar estas presiones y prevenir la aparición de lesiones/disfunciones.

Respiración hipopresiva

Es la que se asimila al típico ejercicio del crunch. Vamos a contraer los abdominales, durante el ascenso, durante una exhalación. La cavidad abdominal se endurece y se acorta. Esto provoca un aumento de la presión en el interior. En sí, todo está bien, esto es lo que nos permite enderezar el busto sin la ayuda de las manos, cuando estamos en el suelo, por ejemplo.

Quizá te interese  ¿Qué enfermedades puede curar el yoga?

Esto es lo que asimilamos al vacío estomacal (succión del ombligo hacia dentro mediante la respiración). Aquí no se produce una disminución del volumen de la cavidad abdominal. Al contrario, se produce un ligero aumento del volumen de ésta, lo que provoca una disminución de la presión en ella, al tiempo que se refuerza la faja abdominal. Todo sigue su curso, la gimnasia abdominal hipopresiva relaja el diafragma y refuerza el transverso.

Evidentemente, la forma de realizar los ejercicios es esencial. El principal temor, con los abdominales hiperpresivos, está relacionado con el posible descenso de órganos. Sin embargo, si la colocación es buena y se exhala bien el aire al acortar la jaula abdominal, no hay ningún riesgo (salvo contraindicación, pero ya ves la idea).

Entrenamiento hipopresivo cerca de mí

La gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) es un sistema que está diseñado para ayudar a tonificar los músculos abdominales, el suelo pélvico y los estabilizadores de la columna vertebral ofreciendo resultados que difícilmente pueden ser mejorados por otros métodos de entrenamiento, como los tradicionales abdominales.

Pero los entrenamientos de abdominales hipopresivos no sólo ofrecen beneficios estéticos, sino que también ayudan a corregir desequilibrios en la postura de la espalda, a mejorar la incontinencia urinaria, a evitar hernias abdominales, a mejorar la recuperación tras el parto o incluso a ayudar en problemas relacionados con la disfunción sexual, entre otros beneficios.

La respiración es el eje principal de la sesión cuando se trata de ejercicios hipopresivos, que ayudan a activar los músculos que estabilizan toda la parte lumbar y abdominal del cuerpo. Por eso, antes de describir los ejercicios, Marta explica cómo hay que respirar en cada posición:

Quizá te interese  ¿Cómo eliminar la grasa abdominal?

“Antes de cada ejercicio, hay que inspirar y espirar 3 veces de forma relajada. Debes inspirar durante 2 segundos y espirar durante 4 segundos. La última vez que exhales, asegúrate de que tus pulmones están completamente vacíos y mientras aguantas la respiración, las costillas se abren como si quisieras respirar, lo que hará que tus abdominales se hundan. Intenta mantener esta posición durante 10 segundos para luego inspirar y espirar y repetir cada ejercicio hasta 3 veces. En función de tu progresión, puedes aumentar el tiempo que aguantas la respiración y el número de repeticiones”.

Hipopresivos para el rectocele

¡Hola mamás! Ya basta con las sentadillas, deja de hacer planking y, sinceramente, ni se te ocurra hacer burpees. Tu pobre suelo pélvico sólo quiere recuperarse, los hermosos tejidos blandos de tu cavidad abdominal se están reconstruyendo y fortaleciendo suavemente, y lo último que quieren es tener un montón de presión forzada contra sus frágiles entidades mientras se curan. ¿Por qué no encontrar un ejercicio que trabaje con ellos y les ayude en su camino? Un ejercicio que levante suavemente el suelo pélvico, reduzca la fuerza sobre la cavidad abdominal y proporcione una sensación de alivio en todos esos lugares esquivos que has estado descuidando.

Parece que la gente o bien es agresivamente adicta a hacer ejercicio o bien odia el ejercicio y cualquier forma de movimiento por completo. Yo aspiro a guiar a mis clientes por un camino intermedio en el que el ejercicio se incorpore a su vida diaria y sea agradable, moderado y realista. Así que eliminar los ejercicios abdominales del régimen de algunos clientes duros fue más fácil de decir que de hacer. En realidad, necesitaban algo para conseguir su “dosis”. Algo que sustituyera a los temidos abdominales. Así es como surgieron los Hipopresivos.

Quizá te interese  ¿Cuánto debe durar una sesión de hipopresivos?
¿Cuántas veces se hacen los abdominales hipopresivos?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad