¿Cuál es la prueba que Penélope propone a los pretendientes?

¿Qué hace Odiseo con los pretendientes?

Penélope anuncia el concurso y recupera el gran arco de Odiseo de un almacén secreto en lo más profundo del palacio. Por deporte, Telémaco intenta tensar el arco y falla tres veces. Está a punto de conseguirlo en su cuarto intento cuando Odiseo le indica en privado que se retire. Los pretendientes se turnan entonces y sus primeros intentos fracasan estrepitosamente. Mientras los pretendientes luchan, Odiseo se reúne fuera con Eumeo y Filoetonio, sus fieles sirvientes, y les revela su verdadera identidad y les pide que le apoyen en su plan.

Mientras tanto, los pretendientes siguen luchando con el arco. Antínoo sugiere que el concurso se posponga hasta el día siguiente, pero entonces Odiseo le pregunta si puede probar el arco, idea que Penélope apoya firmemente. Odiseo engarza fácilmente el arma y dispara una flecha que atraviesa las hachas; entonces él y Telémaco se ponen de pie juntos para enfrentarse a los pretendientes.

La elección de Penélope del concurso -uno que sólo Odiseo podría ganar- apoya la sospecha de que es consciente de la verdadera identidad del mendigo/Odiseo. Cuando el mendigo/Odiseo pide una oportunidad extraoficial en el arco, Penélope responde inmediatamente a la objeción de Antinoo. Rechazando la idea de que el invitado la reclame como su novia, responde que al dar una oportunidad al forastero errante está siendo simplemente hospitalaria. Por supuesto, el mendigo no la reclamaría como esposa; Odiseo no tendría por qué hacerlo.

¿Tiene Penélope realmente la intención de casarse con uno de sus pretendientes?

Penélope recupera el gran arco de Odiseo del almacén y sus criadas llevan cabezas de hacha a la sala principal. Penélope explica el juego: quien pueda tensar el arco de su marido y disparar una flecha a través de las doce puntas de hacha se casará con ella.  Este breve episodio marca el ascenso de Telémaco y Odiseo. El hijo se vuelve cada vez más autoritario, ordenando tajantemente a Eumaios que desafíe a los pretendientes y entregue a Odiseo el arco, mientras que Odiseo asume su legítimo lugar como hombre de la casa al vencer a los pretendientes en el concurso. Incluso Penélope recupera cierta grandeza, decretando que el mendigo reciba su oportunidad en el concurso. La fidelidad de Penélope a su marido sigue siendo inquebrantable, e incluso comparte su propensión a las artimañas. Ella conoce el resultado de este pequeño concurso desde el principio.

Quizá te interese  ¿Qué es la bula de indulgencias?

¿Con qué compara Homero la forma en que Odiseo ha anhelado a su esposa?

¿Qué prueba pone Penélope a los pretendientes? La prueba consiste en que Penélope dice que se casará con el pretendiente que pueda tensar el arco y luego disparar una flecha a través de 12 mangos de hacha. Ninguno de los pretendientes puede siquiera tensar el arco, por lo que ninguno de ellos consigue siquiera disparar a los mangos de las hachas. Así que esta es una forma de mostrar que Odiseo es mucho más fuerte que cualquiera de los pretendientes.

¿Cuál es la prueba de Penélope para los pretendientes?  ¿Qué desafío crea Penélope para los pretendientes? El que pueda ensartar el arco de Odiseo y disparar una flecha a través de doce mangos de hacha podrá casarse con ella.

¿Por qué Penélope pone esta prueba a los pretendientes?  Para asegurarse de la identidad de Odiseo, Penélope lo pone a prueba. Mientras él escucha, le pide a Euríclea que saque el somier de la habitación de la pareja y lo extienda con mantas.

¿Cómo pone Penélope a prueba a Odiseo?  Pone a prueba a Odiseo ordenando a su sirvienta Euriclea que mueva el lecho matrimonial. Él se enfada porque cree que Penélope debe haber sustituido este lecho por uno móvil. Su enfado, y el hecho de que conozca la historia de la cama, prueban su identidad.

¿Por qué lo pone a prueba?

Penélope propone una tarea imposible a quien desee casarse con ella. La prueba consiste en encordar el enorme arco de Odiseo que había dejado en Ítaca veinte años antes. Esta tarea es prácticamente una hazaña imposible para cualquiera, excepto para el propio Odiseo. Muchos pretendientes intentan tensar el arco, pero no consiguen ni siquiera doblarlo. Esta prueba provoca los sangrientos acontecimientos que conducen a la restauración del marido de Penélope, Odiseo. Odiseo, disfrazado, se acerca a un pastor de cerdos y a un pastor de vacas y les pregunta si se quedarán al lado de Odiseo si vuelve. El porquero y el pastor de vacas dijeron que querían que el Señor Odiseo volviera y continuara su reinado. Odiseo se reveló entonces a los dos y ambos abrazaron al viejo soldado. Odiseo les prometió ganado, tierras y matrimonio. A continuación, les pide que prueben el arco. Los pretendientes se niegan a permitir que un simple mendigo lo pruebe, pero Penélope insiste en que se le dé una oportunidad. Como un maestro del mortífero instrumento, tomó el arco y lo tensó sin esfuerzo. Dejó asombrados a todos los demás pretendientes. El rey Odiseo había regresado.

Quizá te interese  ¿Cómo acaba la historia del Cid?
¿Cuál es la prueba que Penélope propone a los pretendientes?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad