¿Cuáles elementos decorativos caracterizan las fachadas de las iglesias románicas?

Arquitectura bizantina

El término románico se aplica al estilo arquitectónico, pictórico y decorativo del periodo que abarca, en Europa, desde la aparición de los carolingios (siglo IX) hasta el siglo XI (o XII en algunos países).

Este arte se expresa a través del carácter monumental de su arquitectura, así como de una rica escultura y una pintura especialmente delicada. El arte románico bebe de diversas fuentes: carolingio, antiguo, así como bizantino, de Oriente Medio y celta.

El hecho de que las personas, y los objetos, viajaran más ampliamente favoreció un renacimiento de las visiones e imágenes. El periodo románico vio surgir fenómenos político-religiosos (cruzadas, peregrinaciones a Santiago de Compostela) que crearon un vínculo entre las ciudades más grandes. También se caracteriza por el culto a las reliquias. En Francia, el arte románico también floreció a partir de la segunda mitad del siglo XI y emanó en particular de la abadía de Cluny.

Numerosos edificios, especialmente muchas abadías y monasterios, ilustran el desarrollo de la arquitectura románica, casi exclusivamente religiosa. Este estilo se caracteriza sobre todo por el rigor y la relativa austeridad: en una sociedad totalmente centrada en lo divino, el arte se utilizaba para promover la contemplación, la oración y la meditación. En todas partes, los espacios se diseñaban en torno a la liturgia. El papel de la luz era fundamental: más en Oriente, donde se celebraba la Eucaristía, la luz iluminaba bellamente el altar, funcionando como una emanación sagrada.

Arte románico

La arquitectura románica es un estilo arquitectónico de la Europa medieval que se caracteriza por sus arcos de medio punto. No hay consenso en cuanto a la fecha de inicio del estilo románico, con propuestas que van desde el siglo VI al XI, siendo esta última fecha la más extendida. En el siglo XII evolucionó hacia el estilo gótico, marcado por los arcos apuntados. Se pueden encontrar ejemplos de arquitectura románica en todo el continente, lo que lo convierte en el primer estilo arquitectónico paneuropeo desde la arquitectura imperial romana. En Inglaterra, el estilo románico se conoce tradicionalmente como arquitectura normanda.

Quizá te interese  ¿Qué fue el Tercer Reich?

Combinando características de los antiguos edificios romanos y bizantinos y otras tradiciones locales, la arquitectura románica es conocida por su calidad masiva, sus gruesos muros, sus arcos de medio punto, sus robustos pilares, sus bóvedas de cañón, sus grandes torres y sus arcadas decorativas. Cada edificio tiene formas claramente definidas, con frecuencia de planta muy regular y simétrica; el aspecto general es de simplicidad si se compara con los edificios góticos que vendrían después. El estilo se puede identificar en toda Europa, a pesar de las características regionales y los diferentes materiales.

Arquitectura barroca

La arquitectura románica fue el primer estilo distintivo que se extendió por Europa tras el colapso del Imperio Romano. A pesar de la idea errónea de los historiadores del arte del siglo XIX de que la arquitectura románica era una continuación de los estilos romanos, las técnicas romanas de construcción en ladrillo y piedra se perdieron en la mayor parte de Europa. En los países del norte, el estilo y los métodos romanos sólo se adoptaron para los edificios oficiales, y en Escandinavia eran desconocidos. La excepción fueron varias grandes basílicas constantinianas que siguieron en pie en Roma como inspiración para constructores posteriores. Sin embargo, éstas no inspiraron la Capilla Palatina del emperador Carlomagno en Aquisgrán, Alemania, construida alrededor del año 800 d.C. En cambio, el mayor edificio de la Edad Media en Europa fue el hijo artístico de la basílica bizantina octogonal de San Vitale en Rávena, construida en el siglo VI.

Carlomagno fue coronado por el Papa en la Basílica de San Pedro el día de Navidad del año 800, con el objetivo de restablecer el antiguo Imperio Romano. Los sucesores políticos de Carlomagno continuaron gobernando gran parte de Europa, lo que condujo a la aparición gradual de los estados políticos separados que finalmente se soldaron en naciones por lealtad o derrota. En el proceso, el Reino de Alemania dio lugar al Sacro Imperio Romano. La invasión de Inglaterra por parte de Guillermo Duque de Normandía, en 1066, supuso la construcción de castillos e iglesias que reforzaron la presencia normanda. Varias iglesias importantes construidas en esta época fueron fundadas por gobernantes como sedes del poder temporal y religioso o como lugares de coronación y entierro. Entre ellas se encuentran la Abadía de Saint-Denis y la Abadía de Westminster (de la que apenas quedan restos de la iglesia normanda).

Quizá te interese  ¿Qué dos grandes obras se le atribuyen al arquitecto Gómez de la Mora?

La arquitectura romana

Este periodo también se conoce como la Edad Media, un epíteto (nombre poco halagador) acuñado por los humanistas del Renacimiento porque pensaban que representaba la pérdida de todo el aprendizaje del periodo clásico. En realidad, el periodo comprendido entre la caída del Imperio Romano en el norte de Europa -aproximadamente en el año 476- y el propio Renacimiento en los siglos XV y XVI fue rico en imágenes por derecho propio.

Durante gran parte de este periodo, Inglaterra estuvo dividida en reinos separados: Wessex, Mercia, Anglia Oriental, Umbría del Norte, Essex, Kent y Sussex. Además, era continuamente desafiada por los daneses, que también tenían colonias establecidas. El rey Alfredo de Wessex consiguió derrotar sustancialmente a los daneses en 878. 1 Finalmente, durante la Alta Edad Media, entre 1066 y 1272, Guillermo, duque de Normandía, tomó el control del trono con la batalla de Hastings. La historia de Inglaterra durante los siglos siguientes sería una serie de sangrientas disputas por el gobierno legítimo.

Cubierta de bolso, entierro de Sutton Hoo, 625 – 33. Oro con granates y esmaltes, 7 ½” de longitud. Museo Británico, Londres. Este archivo está bajo la licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic

¿Cuáles elementos decorativos caracterizan las fachadas de las iglesias románicas?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad