¿Cuándo y dónde ocurrió la guerra de la Reforma?

¿Cuándo y dónde ocurrió la guerra de la Reforma?

Guerras religiosas

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Guerras religiosas europeas” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (febrero de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La Batalla de la Montaña Blanca (1620) en Bohemia fue una de las batallas decisivas de la Guerra de los Treinta Años que, en última instancia, condujo a la conversión forzosa de la población bohemia al catolicismo romano.

Las guerras de religión europeas fueron una serie de guerras libradas en Europa durante los siglos XVI, XVII y principios del XVIII.[1][2] Libradas tras el inicio de la Reforma Protestante en 1517, las guerras perturbaron el orden religioso y político en los países católicos de Europa, o cristiandad. Otros motivos de las guerras fueron las revueltas, las ambiciones territoriales y los conflictos entre las grandes potencias. Al final de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), la Francia católica se alió con las fuerzas protestantes contra la monarquía católica de los Habsburgo[3] Las guerras terminaron en gran medida con la Paz de Westfalia (1648), que estableció un nuevo orden político que hoy se conoce como soberanía de Westfalia.

3

La Iglesia católica respondió a la Reforma con una limpieza de su propia casa en cierto modo, la persecución de los protestantes. La elección de bandos -los católicos o los protestantes- se mezcló a menudo con una lucha por el poder político que culminó con la Guerra de los Treinta Años, que devastó Alemania y desintegró el Sacro Imperio Romano.

En 1529, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V (1500-1558) decretó que la “lectura, compra o posesión de cualquier libro proscrito, o de cualquier Nuevo Testamento prohibido por los teólogos de Lovaina” eran delitos en los que “los hombres” debían “ser decapitados, las mujeres enterradas vivas y los remisos quemados”. En 1601, el dominico español Alonso Giroi exigió que se prohibieran todos los libros religiosos escritos en lenguas distintas del latín.

Quizá te interese  ¿Qué hizo Alejandro I?

El Concilio de Trento (1545-63) sentó las bases de la Contrarreforma católica. El primer Concilio de Trento de 1545-47 condenó el protestantismo. El Concilio de Trento de 1563 selló las enseñanzas de la reforma como herejías. El fundador de los jesuitas, Ignacio Loyala, escribió: “Aunque mi propio padre fuera un hereje, recogería leña para quemarlo”.

Historia de la Reforma

La Reforma (llamada alternativamente Reforma Protestante o Reforma Europea)[1] fue un importante movimiento dentro del cristianismo occidental en la Europa del siglo XVI que supuso un desafío religioso y político a la Iglesia Católica y, en particular, a la autoridad papal, derivado de lo que se percibía como errores, abusos y discrepancias de la Iglesia Católica. La Reforma fue el inicio del protestantismo y la división de la Iglesia Occidental en el protestantismo y lo que hoy es la Iglesia Católica Romana. También se considera uno de los acontecimientos que significan el fin de la Edad Media y el comienzo del periodo moderno en Europa[2].

Antes de Martín Lutero, hubo muchos movimientos reformistas anteriores. Aunque se suele considerar que la Reforma comenzó con la publicación de las Noventa y Cinco Tesis de Martín Lutero en 1517, éste no fue excomulgado hasta enero de 1521 por el Papa León X. El Edicto de Worms de mayo de 1521 condenó a Lutero y prohibió oficialmente a los ciudadanos del Sacro Imperio Romano Germánico defender o propagar sus ideas[3] La difusión de la imprenta de Gutenberg proporcionó los medios para la rápida difusión de materiales religiosos en lengua vernácula. Lutero sobrevivió tras ser declarado proscrito gracias a la protección del príncipe elector Federico el Sabio. El movimiento inicial en Alemania se diversificó y surgieron otros reformadores como Huldrych Zwingli y Juan Calvino. Entre los acontecimientos clave del periodo se encuentran: La Dieta de Worms (1521), la formación del Ducado Luterano de Prusia (1525), la Reforma inglesa (a partir de 1529), el Concilio de Trento (1545-63), la Paz de Augsburgo (1555), la excomunión de Isabel I (1570), el Edicto de Nantes (1598) y la Paz de Westfalia (1648). La Contrarreforma, también llamada Reforma Católica o Renacimiento Católico, fue el periodo de reformas católicas iniciadas en respuesta a la Reforma Protestante[4] El final de la era de la Reforma es discutido.

Quizá te interese  ¿Cuáles son las costumbres de la cultura xinca?

Reforma en Alemania

La Reforma, que sacudió a Europa, condujo a cien años de guerras -por la religión, la tierra y el poder- que terminaron con esta decisión en 1648: los líderes de cada país podían elegir su religión. Como resultado, Europa occidental quedó (y sigue estando) dividida aproximadamente por la mitad, con el norte protestante y el sur católico.

La Reforma y la Contrarreforma desataron frustraciones reprimidas que transformaron a Europa en un campo de batalla durante los siguientes cien años. Las guerras pueden llamarse “guerras de religión”, pero para los príncipes que gobernaban los numerosos pequeños estados alemanes, la ruptura con Roma -como en la mayoría de las guerras de religión- también tenía que ver con el poder, el dinero y la tierra.

Muchos príncipes alemanes -como el partidario de Lutero, Federico el Sabio en Wittenberg- veían a la Iglesia romana como un obstáculo para alcanzar un mayor poder. Y con gran peligro, muchos optaron por separarse de la Iglesia Romana para apoyar a Lutero… incluso si eso significaba la guerra.

Para un príncipe alemán, había tres grandes razones para romper con Roma: Primero, al oponerse al Papa, los príncipes podían gobernar sin obispos entrometidos (que estaban por encima de las leyes seculares). En segundo lugar, los príncipes podían retener los diezmos que antes se enviaban a Roma, lo que suponía una gran carga para sus economías. Y tercero, el mayor terrateniente de su reino era la Iglesia, y al unir fuerzas con los protestantes, los príncipes podían confiscar las tierras de la Iglesia.

¿Cuándo y dónde ocurrió la guerra de la Reforma?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad