¿Cuántos soldados tenía Francia en la Primera Guerra Mundial?

¿Cuántos soldados tenía Francia en la Primera Guerra Mundial?

Historia militar francesa

En enero de 1914, el ejército francés contaba con 47 divisiones (777.000 soldados franceses y 46.000 coloniales) en 21 cuerpos regionales, con unidades de caballería y artillería de campaña adjuntas. La mayoría de estas tropas estaban desplegadas en el interior de Francia y la mayor parte a lo largo de la frontera oriental como parte del Plan 17.

Con el temor a la guerra con Alemania, se movilizaron otros 2,9 millones de hombres durante el verano de 1914. Las fuertes pérdidas en el Frente Occidental durante los primeros meses de la guerra obligaron al gobierno francés a reclutar hombres de hasta 45 años.

La estructura y el equilibrio del ejército francés cambiaron durante la guerra. En 1918, cerca del 40% de las tropas francesas en el Frente Occidental eran artilleros. El uso creciente de ametralladoras, carros blindados y tanques también redujo el número de soldados de infantería. La creciente importancia del Servicio Aéreo del Ejército Francés también influyó y, mientras que en junio de 1915 había un millón y medio de soldados en la infantería francesa, esta cifra se redujo a 850.000 en 1918.

Al final de la Primera Guerra Mundial, un total de 8.317.000 hombres, incluyendo 475.000 tropas coloniales, habían sido llamados a luchar en el ejército francés. Francia sufrió 4,2 millones de bajas, de las cuales 1,3 millones de muertos.

Soldado francés ww1

Cuando la lucha llegó a su fin a finales de 1918, las pérdidas militares de Francia se correspondían con un conflicto industrial prolongado que implicaba la pérdida de un gran número de combatientes en campos de batalla extremadamente mortíferos. En este contexto, la forma en que el Estado gestionó las bajas, tanto en términos reales como simbólicos, resultó rápidamente difícil pero necesaria. La cobertura de la reacción del Estado tras la guerra fue objeto de manipulación y censura. En los años que siguieron a la guerra, la memoria pública y privada se centró en el recuento final de 1.400.000 víctimas. Esta cifra contribuyó a la cristalización de las tensiones relacionadas con la identidad nacional. Investigaciones recientes han reevaluado el número de víctimas civiles resultantes de la guerra. Aunque el número de víctimas civiles no es tan elevado como el de las militares, el elevado número de muertes civiles revelado recientemente sirve para aumentar el peso del duelo y el trauma en las comunidades afectadas, dejando así una marca aún más profunda en las ya diversas memorias del conflicto.

Quizá te interese  ¿Cuáles son los 7 tipos de esculturas?

Primera Guerra Mundial Alemania

En la Segunda Guerra Mundial, la Batalla de Francia, también conocida como la Caída de Francia, fue la invasión alemana de Francia y los Países Bajos, ejecutada el 10 de mayo de 1940, que puso fin a la Guerra Ficticia. Las unidades blindadas alemanas avanzaron por las Ardenas, flanqueando la Línea Maginot y desarticulando a los defensores aliados. París fue ocupada y el gobierno francés huyó a Burdeos el 14 de junio. Francia capituló el 25 de junio después de que el Segundo Grupo de Ejércitos francés se viera obligado a rendirse el 22 de junio. Para el Eje, la campaña fue una victoria espectacular.Francia quedó dividida en una zona de ocupación alemana en el norte y el oeste, una pequeña zona de ocupación italiana en el sureste y un gobierno colaboracionista en el sur, la Francia de Vichy. La Fuerza Expedicionaria Británica y muchos soldados franceses fueron evacuados de Dunkerque en la Operación Dinamo. Francia permaneció bajo ocupación alemana hasta que los aliados derrotaron a las fuerzas alemanas en Francia tras el desembarco aliado del Día D en 1944.

El comandante supremo del ejército francés, Maurice Gamelin, al igual que el resto del gobierno francés, esperaba una campaña de los alemanes que, en el sentido estratégico, fuera un reflejo de la Primera Guerra Mundial. El Plan Von Schlieffen, creía Gamelin, iba a repetirse con un grado de exactitud razonablemente alto, y aunque partes importantes del ejército francés en los años 30 habían sido diseñadas para librar una guerra ofensiva, sería preferible enfrentarse a esa amenaza de forma defensiva, ya que el personal militar francés creía que su país no estaba equipado militar ni económicamente para lanzar una ofensiva decisiva inicialmente. Sería mejor esperar hasta 1941 para explotar plenamente la superioridad económica combinada de los aliados sobre Alemania. Para hacer frente al esperado plan alemán -que se basaba en un movimiento hacia los Países Bajos flanqueando la fortificada Línea Maginot- Gamelin pretendía enviar las mejores unidades del ejército francés junto con la Fuerza Expedicionaria Británica hacia el norte para detener a los alemanes en la KW-line, una línea defensiva que sigue el río Dyle, al este de Bruselas, hasta que se pudiera lograr una victoria decisiva con el apoyo de los ejércitos unidos británico, belga, francés y holandés. El plan original alemán se parecía mucho a las expectativas de Gamelin.

Quizá te interese  ¿Qué pasó en la conferencia de Moscú?

El frente occidental de la Primera Guerra Mundial

Estudiar a Francia durante la “Gran Guerra” -como se la denominó ya en 1914- implica centrarse en un importante Estado occidental que se enfrentaba a una creciente demanda de recursos para alimentar la maquinaria bélica y permitir que el país resistiera hasta la victoria y la liberación que vendría con ella. Este “proceso de totalización” englobó tanto al gobierno como a la sociedad en su conjunto, y exigió a esta última un esfuerzo que inevitablemente creó tensiones. Evidentemente, Francia no fue el único Estado que experimentó las consecuencias de una guerra cada vez más total. Pero si comparamos el contexto francés con el de los otros dos grandes estados occidentales en guerra, Gran Bretaña y Alemania, Francia era realmente única, ya que era a la vez uno de los campos de batalla más importantes de la guerra y también estaba parcialmente ocupada por el enemigo.

Francia fue el principal escenario en el que se desarrollaron las operaciones del frente occidental y fue también donde se decidió el resultado de la guerra en 1918, después de haberse consumido desde 1914[1] Esta guerra de trincheras estuvo salpicada de grandes batallas de desgaste que supusieron un esfuerzo combinado de las mayores potencias industriales del mundo. Tanto en términos de hombres -de los cinco continentes- como de material, fue seguramente en Francia donde el desencadenamiento de la guerra industrial moderna alcanzó su paroxismo.

¿Cuántos soldados tenía Francia en la Primera Guerra Mundial?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad