¿Qué tipo de lectura es el Marqués de Sade?

¿Qué tipo de lectura es el Marqués de Sade?

Justine marqués de sade pdf

La respuesta, por supuesto, se indica en el titular, pero para explicarlo mejor: las obras de Donatien Alphonse François (1740-1814), más conocido como el Marqués de Sade, fueron prohibidas casi inmediatamente después de su publicación tanto por el rey de Francia Luis XVI como por el emperador Napoleón Bonaparte, y permanecieron así durante más de dos siglos. En total, sus libros han estado prohibidos durante casi 1000 años (más de 200 años cada uno). De hecho, la obra de De Sade sigue estando reprimida en varios países, incluidos los occidentales: el gobierno australiano prohibió 120 días de Sodoma en 1957 y una película basada en el libro permaneció prohibida hasta 2008. Ni siquiera la obra del “padre de la pornografía”, Pietro Aretino, recibió una supresión tan unida de casi todos los países del mundo.

Sin embargo, feministas pioneras como Simone de Beauvoir lo citan como importante para el feminismo, y artistas, pensadores y autores como Charles Swinburne, Gustave Flaubert, Friedrich Nietzsche, Henry Miller, Alfred Hitchcock, Charles Baudelaire, Pablo Picasso, Edgar Degas, Salvador Dalí y otros están en deuda con él.

Extractos del Marqués de Sade

La palabra “sadismo” deriva del Marqués de Sade, el infame aristócrata francés del siglo XVIII. Sus obras, como Justine y Los 120 días de Sodoma, son profundamente perturbadoras y conservan la capacidad de escandalizar, asquear e inquietar. Will McMorran, traductor de Sade, analiza el modo en que Sade desestabiliza la idea de los narradores benévolos, y cómo debemos mantenernos éticamente comprometidos al leerlo

El Marqués de Sade era un aristócrata de familia provenzal, nacido en 1740. Nació en el seno de una familia noble muy antigua -y él estaba muy orgulloso de ello-. Podía datar su aristocracia desde el siglo XII y eso era muy importante para él. Creció en una casa real durante los primeros años de su vida. A los cinco años fue expulsado de esa casa real por golpear a un príncipe del que se suponía que era compañero de juegos, lo que fue el primer indicio de que algo iba un poco mal. Luego lo enviaron al sur de Francia a vivir con su tío, que también era un personaje interesante, durante unos años.

Quizá te interese  ¿Quién es Pedro César de León?

Resumen del Marqués de Sade

Adornado con una apasionante portada de Man Ray y traducido por el renombrado erudito Dr. Paul J. Gillette, esta dramática colección de escritos de de Sade incluye “Justine”, “Juliette”, “120 días de Sodoma”, “Filosofía en la alcoba” y muchas obras a menudo dispersas entre las versiones “pastiche” de la obra de de Sade. Libre de las repeticiones del autor, de las polémicas y de la complejidad sintáctica del 18t

Adornada con una fascinante portada de Man Ray y traducida por el prestigioso Dr. Paul J. Gillette, esta dramática colección de escritos de Sade incluye “Justine”, “Juliette”, “120 días de Sodoma”, “Filosofía en la alcoba” y muchas obras a menudo dispersas entre las versiones “pastiche” de la obra de Sades. Libre de las repeticiones del autor, de las polémicas y de las frases sintácticas complejas del siglo XVIII, esta edición capta el dramatismo de las incursiones de de Sade en la sexualidad humana, incluyendo prácticas como el voyeurismo, el fetichismo y, la más famosa, el sadismo. Denostado por los críticos en el siglo XIX como “Monstruoso… depravado… Un libro odioso de un hombre aún más odioso”, la descripción de las aventuras personales de de Sade ha sido estudiada y disfrutada por los lectores a la luz de los siglos XX y XXI. Los lectores también descubrirán una mente tan libre como desinhibidas fueron las aventuras de de Sades, ya que discute la evolución natural 25 años antes del nacimiento de Darwin; postula la existencia de la mente inconsciente un siglo antes que Sigmund Freud; y sondea las costumbres sociales décadas antes del trabajo de Margaret Mead. También defiende ideas políticas que fueron puestas en práctica por figuras tan diversas como José Stalin, Adolfo Hitler y Fidel Castro. Nacido en la nobleza francesa en 1740, el Marqués de Sade sigue abriendo las mentes a nuevas experiencias humanas más de 250 años después en esta nueva y dramática edición de la editorial Holloway House.

Quizá te interese  ¿Cuándo se encontro la Epopeya de Gilgamesh?

Los 120 días de Sodoma

Para entonces, por supuesto, de Sade ya se había convertido en una importante inspiración para generaciones de tipos continentales rebeldes, especialmente aquellos artistas y filósofos que estaban en la decadencia, el surrealismo y el mal uso prolongado y deliberado de Freud. La lista de estas luminarias es demasiado larga para incluirla aquí, pero estoy seguro de que se entiende la idea. He encontrado referencias a De Sade en todo tipo de literatura académica, incluyendo El placer del texto de Roland Barthes, que es un semiólogo postmoderno. En otras palabras, le pagaron para que estudiara lo que significan las cosas, aunque concluyó repetidamente que nada significaba nada. En Francia, que es más católica de lo que se puede imaginar, llegar a esas conclusiones se considera tan difícil como heroico.

Sade: el placer de leerlo procede claramente de ciertas rupturas (o ciertas colisiones): los códigos antipáticos (lo noble y lo trivial, por ejemplo) entran en contacto; se crean neologismos pomposos y ridículos; los mensajes pornográficos se encarnan en frases tan puras que podrían utilizarse como modelos gramaticales. Como dice la teoría textual: el lenguaje se redistribuye. Ahora bien, esa redistribución siempre se consigue cortando.

¿Qué tipo de lectura es el Marqués de Sade?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad