¿Qué ver bonito en Huesca?

¿Qué ver bonito en Huesca?

Zaragoza, España

Un siglo más tarde, bajo la dominación romana, Osca -nombre con el que se rebautizó la ciudad- se convirtió en el destino del pretor exiliado Sertorio, que estableció allí un senado y el primer centro de estudios de Aragón, que más tarde sería la Universidad Sertoriana. Ésta tuvo una gran importancia cultural en Huesca hasta que fue cerrada a mediados del siglo XIX.

La construcción de esta iglesia gótica fue ordenada por el rey Jaime I a finales del siglo XIII en el lugar donde se cree que estaba el foro de la antigua ciudad romana. En la Plaza de la Catedral, presidida por la figura de “La Moreneta”, se encuentra el Ayuntamiento (s. XVI), un recio edificio aragonés con torres a ambos lados.

En la cercana Plaza del Seminario hay otro edificio que no debe perderse: los antiguos palacios de los reyes de Aragón (s. XII). En su interior, según la tradición, ocurrió la llamada Campana de Huesca, que supuso la decapitación de doce nobles por orden de Ramiro II “el Monje”. En la actualidad, el recinto está ocupado por el Museo Provincial, que alberga una importante colección de piezas arqueológicas y cuadros.

Jaca, España

La ciudad de Huesca es una popular localidad del noreste de España. Uno de sus principales encantos y atractivos es su hermoso casco antiguo medieval. Sus románticas calles empedradas y su arquitectura atraen a muchos turistas durante todo el año. Vamos a echar un vistazo a todas las cosas que hacer en Huesca para asegurarnos de que no se salta ninguna atracción.

Un dato interesante sobre la ciudad de Huesca es que también es la capital de la provincia de Huesca. Con una población de unos 50.000 habitantes, esta encantadora ciudad es una de las capitales de provincia más pequeñas de España. Una de las principales razones por las que la gente visita este destino de vacaciones es para ver la catedral local. Es innegable que es una gran vista, sin embargo, te enganchamos con aún más cosas que hacer en Huesca para una guía de vacaciones completa.

Quizá te interese  ¿Cómo poner una denuncia a Vueling?

Unas vacaciones en Huesca son para hacer turismo. Puede esperar hacer muchos paseos por la ciudad. Para disfrutar plenamente de unas vacaciones turísticas, la primavera o el otoño son los mejores meses para visitar la ciudad. El tiempo será muy suave, alrededor de los 20 grados centígrados. Lo pasará muy bien con una ligera brisa en la cara y el sol iluminando la ciudad. Sin duda, estos dos meses son los mejores para visitar la ciudad, si está planeando unas vacaciones turísticas.

Zaragoza

Escondida entre los valles de Aragón, la ciudad española de Huesca conserva una preciosa arquitectura histórica en muy buen estado. El ambiente de Huesca es muy español: es enérgico e imparable. El centro de la ciudad todavía tiene muchos lugares emblemáticos que ver, pero Huesca es una ciudad moderna y dinámica. Además, el paisaje de la ciudad es muy diverso. Ningún otro asentamiento en España tiene un terreno tan interesante. Los Pirineos protegen a la ciudad de los fuertes vientos del norte, y el lado sur de la ciudad limita con Los Monegros, una comarca (semidesierto) de clima agreste. Unas vacaciones en Huesca prometen ser insólitas.

Durante unas excavaciones arqueológicas, los científicos encontraron monedas antiguas cerca de la ciudad moderna de Huesca. Estas monedas tenían grabada una palabra: Bolskan. Lo más probable es que éste fuera el antiguo nombre de este asentamiento. Durante el periodo del Imperio Romano, el asentamiento recibió un nuevo nombre, Osca. Cuando los árabes capturaron Osca, la población local, al igual que los españoles de otras ciudades, tuvo que soportar muchos problemas. Las infraestructuras de la ciudad sufrieron muchos daños por parte de los invasores. Tres siglos después, el rey de Aragón eximió a la región de las fuerzas extranjeras, y Huesca se convirtió en la capital de la región.

Quizá te interese  ¿Cuál es la mejor zona para vivir en San José de Costa Rica?

Monasterio de piedra tripadvisor

Un siglo más tarde, bajo la dominación romana, Osca -nombre con el que se rebautizó la ciudad- se convirtió en el destino del pretor exiliado Sertorio, que estableció allí un senado y el primer centro de estudios de Aragón, que más tarde sería la Universidad Sertoriana. Ésta tuvo una gran importancia cultural en Huesca hasta que fue cerrada a mediados del siglo XIX.

La construcción de esta iglesia gótica fue ordenada por el rey Jaime I a finales del siglo XIII en el lugar donde se cree que estaba el foro de la antigua ciudad romana. En la Plaza de la Catedral, presidida por la figura de “La Moreneta”, se encuentra el Ayuntamiento (s. XVI), un recio edificio aragonés con torres a ambos lados.

En la cercana Plaza del Seminario hay otro edificio que no debe perderse: los antiguos palacios de los reyes de Aragón (s. XII). En su interior, según la tradición, ocurrió la llamada Campana de Huesca, que supuso la decapitación de doce nobles por orden de Ramiro II “el Monje”. En la actualidad, el recinto está ocupado por el Museo Provincial, que alberga una importante colección de piezas arqueológicas y cuadros.

¿Qué ver bonito en Huesca?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad