¿Cuáles son los tipos de crowdfunding?

Ejemplos de crowdfunding

Hay diferentes opciones de crowdfunding entre las que elegir. Cada tipo tiene diferentes beneficios para las empresas y los inversores. Deberá considerar cuál es la más adecuada para su negocio, proyecto o empresa.

Este tipo de financiación se utiliza habitualmente para proyectos creativos. Suele funcionar como un sistema cansino: cuanto más dona un inversor a su fondo, mayor es la recompensa que recibe (por ejemplo, créditos en la portada de un disco, entradas para un evento, regalos gratuitos, etc.). Una ventaja para la empresa es que la recompensa no suele costar mucho.

Esta opción de financiación puede proporcionarle un préstamo a un coste más bajo que el que ofrece la solicitud de un préstamo a través de un banco. La ventaja de este modelo es que puede ser más fácil conseguir apoyos para una campaña, ya que los patrocinadores se sienten atraídos por obtener una recompensa. Este tipo de crowdfunding puede funcionar mejor para empresas con un historial de ingresos.

Aunque la mayoría de las organizaciones benéficas establecidas lo coordinan a través de su propio sitio web, las plataformas de crowdfunding pueden ser útiles para organizaciones más pequeñas y personas que recaudan dinero para causas benéficas personales o específicas.

Qué es el crowdfunding

Desde la aparición del crowdfunding en 1997, han surgido cuatro tipos distintos de crowdfunding dentro del sector. Con términos y requisitos muy diferentes, es necesario entender los matices de cada rama del crowdfunding para elegir la vía más adecuada a sus objetivos y necesidades.

Quizá te interese  ¿Quién es el dueño de DASH?

El crowdfunding basado en recompensas es el tipo más común de opción de crowdfunding disponible. Este tipo de crowdfunding implica el establecimiento de distintos niveles de recompensas que se corresponden con las cantidades prometidas. Una campaña de recompensas estándar ofrece al menos tres niveles de promesas/recompensas.

El crowdfunding de capital está en auge tras la firma de la ley Jumpstart Our Business Startups (JOBS) en abril de 2012. El crowdfunding de capital es el intercambio de acciones reales de una empresa privada por capital. En esta forma de crowdfunding, los emprendedores pueden establecer los límites de los inversores, las cantidades mínimas de las promesas, etc., así como aprobar o rechazar a los inversores que deseen ver sus documentos empresariales.

El crowdfunding de donación es exactamente lo que parece: las campañas acumulan donaciones sin que se les pida nada de valor a cambio. Este tipo de campaña es la que mejor sirve a las causas sociales y a las organizaciones benéficas.

Desventajas del crowdfunding

En la última década, el crowdfunding se ha convertido en una fuente de financiación cada vez más frecuente entre los emprendedores y las startups que buscan crecer. Cuando se obtiene financiación de inversores ángeles o de empresas de capital riesgo, se consideran formas de financiación tradicional que proceden de una única fuente o de unas pocas fuentes más pequeñas. Cuando se trata de crowdfunding, se reúnen pequeñas sumas de dinero de un gran grupo de individuos. Aunque se utiliza principalmente como fuente alternativa de financiación, es posible obtener una cantidad importante de dinero con este método.

Quizá te interese  ¿Donde cotizan las empresas españolas?

Hay muchos sitios web de crowdfunding a los que tu startup puede acceder si quieres explorar esta vía de financiación. Estas plataformas permiten a los recaudadores de fondos interactuar directamente con la multitud en un intento de recaudar fondos. Aunque hay muchos tipos diferentes de crowdfunding que tu startup puede utilizar, esta fuente de financiación suele requerir que la startup haga un lanzamiento a las personas que podrían donar a la campaña. Cuando intentas desarrollar un nuevo producto, tu discurso es esencial si quieres alcanzar el objetivo de tu campaña.

Significado del crowdfunding

Muchas empresas, desde su creación, encuentran un sinfín de retos en el camino, desde tener la idea hasta lanzar un producto mínimo viable (MVP). Sin embargo, uno de los mayores retos para cualquier emprendedor, y puede que también el tuyo, llega con la obtención de fondos para respaldar tu startup. La mayoría de los emprendedores buscan bancos, inversores ángeles o empresas de inversión. Sin embargo, una de las formas más interesantes de conseguir fondos es un método llamado crowdfunding. Aquí te mostraremos los entresijos y tipos de crowdfunding que puedes conseguir.

El crowdfunding es un concepto apasionante, y se considera una forma alternativa de financiación. La gente que tiene proyectos brillantes, pero no tiene fondos para hacer crecer sus ideas, recurre a la gente, o digamos a las multitudes, para que les ayuden a conseguir sus objetivos.

Además de conseguir los fondos necesarios para construir sus proyectos, la gente obtiene una señal de apoyo para continuar con sus sueños. Que alguien invierta voluntariamente en algo que has creado es una gran inyección de confianza para seguir adelante.

Quizá te interese  ¿Cómo estara el euríbor en 2022?

Las personas que donan el dinero se conocen comúnmente como “backers” (patrocinadores), que conocen el riesgo de no obtener ningún retorno. Suele haber incentivos para las donaciones, recibiendo una recompensa o un beneficio económico. Sin embargo, no hay una garantía real de una tasa de inversión garantizada cuando se utilizan plataformas de crowdfunding.

¿Cuáles son los tipos de crowdfunding?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad