¿Cómo se divide la Edad Media y cuáles son sus características?

¿Cómo se divide la Edad Media y cuáles son sus características?

Edad Media tardía

Aunque en algunos idiomas la Edad Media se denomina en singular (es le moyen age en francés y das mittlere Alter en alemán), es difícil pensar en la época como algo distinto a las edades en plural. Esto se debe en parte a los numerosos temas que abarca este largo periodo de tiempo, y en parte a las sub-eras cronológicas dentro de la era.

En general, la época medieval se divide en tres periodos: la Alta Edad Media, la Alta Edad Media y la Baja Edad Media. Al igual que la propia Edad Media, cada uno de estos tres periodos carece de parámetros fijos.

La Alta Edad Media se sigue llamando a veces Edad Oscura. Este epíteto se originó con aquellos que querían comparar desfavorablemente el período anterior con su propia época llamada “ilustrada”. Los eruditos modernos que han estudiado realmente el periodo de tiempo no utilizarían tan fácilmente la etiqueta, ya que juzgar el pasado interfiere con una verdadera comprensión de la época y su gente. Sin embargo, el término sigue siendo algo adecuado por la sencilla razón de que sabemos relativamente poco sobre los acontecimientos y la cultura material de aquellos tiempos.

Alta Edad Media

La Alta Edad Media fue testigo de una expansión de la población, con estimaciones aproximadas del aumento desde el año 1000 hasta 1347 que indican que la población de Europa creció de 35 a 80 millones. La causa o causas exactas de este crecimiento siguen sin estar claras; se han propuesto la mejora de las técnicas agrícolas, el declive de la esclavitud, un clima más benigno y la ausencia de invasiones.

Hasta el 90% de la población europea seguía siendo campesina. Muchos de ellos ya no estaban asentados en granjas aisladas, sino que se habían reunido en pequeñas comunidades, generalmente conocidas como señoríos o aldeas. Estos campesinos solían estar sometidos a los señores nobles y les debían rentas y otros servicios, en un sistema conocido como señorío. A lo largo de este periodo, y más allá, se mantuvieron algunos campesinos libres.

Quizá te interese  ¿Qué le dijo Jesús al centurión?

Otros sectores de la sociedad eran la nobleza, el clero y los ciudadanos. Los nobles, tanto los titulados como los simples caballeros, eran los explotadores de los señoríos y de los campesinos, aunque no poseían tierras directamente, sino que un señor les concedía derechos sobre las rentas de un señorío u otras tierras a través del sistema del feudalismo. Durante los siglos XI y XII, estas tierras, o feudos, pasaron a considerarse hereditarias y, en la mayoría de las zonas, ya no eran divisibles entre todos los herederos, como sucedía a principios del periodo medieval.

Qué acontecimiento determinó el inicio de la Edad Media

La Edad Media constituye el período intermedio en una división esquemática tradicional de la historia europea en tres “edades”: la civilización clásica de la Antigüedad, la Edad Media y la Edad Moderna. La Edad Media de Europa Occidental se suele fechar desde la división del Imperio Romano en el siglo V (en el Imperio Romano de Occidente y el Imperio Romano de Oriente) y las invasiones bárbaras hasta el cisma del cristianismo del siglo XVI durante la Reforma Protestante y la dispersión de los europeos por todo el mundo en el inicio de la exploración europea de ultramar. Todos estos cambios marcan el inicio de la Primera Edad Moderna, que precedió a la Revolución Industrial.La Edad Media se denomina comúnmente periodo medieval o simplemente medieval (a veces se escribe “medieval” o, históricamente, “mediæval”).

Carlomagno fue coronado emperador en Roma por el Papa el día de Navidad del año 800; su gobierno unió brevemente gran parte de la actual Francia, el oeste de Alemania y el norte de Italia. Durante 200 años después de la muerte de Carlomagno, Europa estuvo en conflicto, con el este y el oeste compitiendo por el poder y la influencia en las extensiones parcialmente no cristianizadas del extremo norte de Europa, y el poder devolviendo a las autoridades más localizadas.La propagación del cristianismo en el período de las migraciones, tanto desde el área mediterránea como desde Irlanda, ocasionó un papel cultural e ideológico preeminente para sus abades, y el colapso de una res publica significó que los obispos se identificaron con los restos del gobierno urbano. El cristianismo proporcionó una nueva estabilidad cultural a grupos de personas que eran radicalmente diferentes. Grupos enteros de personas se convirtieron para obtener el apoyo de la iglesia y ganar poder e influencia. El cristianismo proporcionó la base de una primera “identidad” europea, la Cristiandad, unificada hasta la separación de la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa en el Gran Cisma de 1054, una de las fechas que marca el inicio de la Alta Edad Media. El Renacimiento carolingio

Quizá te interese  ¿Que sucedió en España luego de la caída de Napoleón?

Cronología de la Edad Media

Lejos de ser una mera cuestión particularista, las respuestas a estas preguntas son importantes para construir una teoría general de la urbanización, históricamente informada. Aquí utilizamos el marco emergente de la teoría del escalamiento de los asentamientos para investigar una dimensión de posible similitud entre las ciudades modernas y las medievales. Trabajos recientes han identificado una serie de regularidades estadísticas en las propiedades de los sistemas urbanos contemporáneos que reflejan procesos socioeconómicos subyacentes de interacción e intercambio. Estas investigaciones sugieren que, a un nivel fundamental, las ciudades consisten en redes sociales y físicas superpuestas que están delimitadas de forma autoconsistente por un espacio físico establecido [55-57]. Aquí investigamos si las relaciones entre la población de los asentamientos y la superficie del terreno asentado predichas por la teoría de la escala -y observadas en las ciudades contemporáneas- también caracterizaban a las ciudades europeas medievales.

En este trabajo, analizamos la relación entre la extensión de la superficie construida y la población residente de 173 asentamientos situados en la actual Bélgica, Francia, Inglaterra, Suiza, Alemania e Italia, hacia el año 1300. Estudios anteriores han elaborado estimaciones de población para un gran número de ciudades europeas medievales [58,59]. Nosotros nos basamos en este trabajo para vincular las estimaciones de población con las estimaciones de la zona edificada recopiladas a partir de fuentes históricas y arqueológicas (véase la sección “Materiales y métodos”, más adelante).

¿Cómo se divide la Edad Media y cuáles son sus características?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad