¿Cuáles son los personajes principales del poema mio cid?

Temas del Cid

El nombre de pila del Cid era Rodrigo Díaz de Vivar; el apodo de “El Cid”, que significa “mi señor”, se lo dieron los moros después de que perdieran varias batallas contra él y sus hombres. Es un hombre honorable, pero sus enemigos parecen pensar que la forma más fácil de neutralizarlo es impugnar su honor. Esto parece ser bastante efectivo, y se encuentra exiliado bajo una nube de sospecha; como recaudador de las cuotas del territorio moro para el rey, se dice que está escatimando parte del dinero para sí mismo. Irónicamente, aunque nunca tocó un centavo del dinero que estaba destinado al rey, se hizo muy rico con el botín de las incursiones en el territorio moro durante su exilio de Castilla.

El Cid es un gran soldado, con enorme valor y gran habilidad estratégica. Defiende la ciudad de Valencia y derrota a los almorávides, lo que le hace recuperar el favor del rey, que está tan agradecido por estas acciones que da su bendición para que las hijas del Cid se casen con los infantes de Carrión. Aunque estos matrimonios son infructuosos por el escaso carácter de los infantes, las hijas del Cid se casan posteriormente con los hijos de los reyes de Navarra y Aragón, lo que une a todas las regiones de España en una sola y fortalece al nuevo país frente a la amenaza de las fuerzas musulmanas que no pueden vencerlas en la batalla. Esta es la razón principal de la veneración que se le rinde al Cid, incluso hoy en día, porque se cree que sin él no habría ninguna España unificada.

El reparto de El Cid

“El Cantar de mio Cid” es un poema épico anónimo escrito en el siglo XII que narra las hazañas de un El Cid mayor, cuyo tema central es la conquista de Valencia, tras ser desterrado de Castilla por el rey Alfonso. El rey le condena al destierro tras creer los falsos rumores difundidos por nobles celosos del Cid, que le acusan falsamente de haber robado parte de los impuestos pagados a la corona por el rey moro de Sevilla.

Quizá te interese  ¿Cuántas esposas tuvo Carlos II?

El texto conservado comienza con el Cid y sus hombres preparándose para abandonar Castilla a toda prisa, ya que se acerca el final del plazo impuesto por el rey.  Partiendo de la ciudad de Vivar, cuna y hogar del Cid, se dirige a la cercana ciudad de Burgos con un pequeño grupo de hombres que aún le son fieles.

Los ciudadanos salen a los balcones cuando lo ven pasar, mostrando su vejación y también su dolor, ya que el héroe es incapaz de hacerles desobedecer la orden real que prohíbe a los habitantes ofrecer cobijo o comida al desterrado.    El Cid y sus hombres se ven así obligados a acampar fuera de la ciudad, a orillas del río, como proscritos.

Por qué el Cid fue un héroe

Los lectores habituales del Cantar de Mio Cid encuentran cada vez más repeticiones y ecos en el poema, y encuentran que no son aleatorios sino significativos; encuentran que mejoran tanto la comprensión como el disfrute del poema. En resumen, el lector habitual tiende a notar patrones. No puedo esperar, dentro de los límites de este artículo, dar una cuenta exhaustiva de tales patrones; tampoco puedo pretender una total originalidad, ya que algunos de los rasgos que mencionaré ya han sido señalados por los críticos del CMC. Mi objetivo es simplemente reexaminar algunos de estos patrones ya notados, señalar algunos adicionales y reunir el material en una forma que haga posible algunas conclusiones tentativas.

El CMC depende en gran medida de patrones de gradación y clímax, de asociación y contraste. La gradación es la más importante desde el punto de vista temático (ya que el tema principal del poema es el declive y la restauración del honor del Cid), pero el contraste es, con mucho, el más importante desde el punto de vista estructural. Los contrastes pueden encontrarse en todos los niveles, dentro de cada línea:

Quizá te interese  ¿Qué pasó en París en 1941?

El cid campeón resumen pdf

La presencia de los moros o arabófonos en España fue tremendamente influyente en la historia del país, y es fundamental en el poema. Los “moros” dominaron España tras su invasión desde el norte de África a partir del año 711, pero en el siglo XI el reino cristiano de León, hacia el noroeste de la Península, se había convertido en la mayor potencia, y exigía tributos anuales a los reinos moros del sur y el este, fragmentados pero prósperos en comparación con el norte. El Cid de la historia (c. 1045-1099) era natural de Castilla, una parte a veces rebelde del reino de León. Según el poema, el Cid fue enviado por el rey para cobrar el dinero del tributo al rey moro de Sevilla. Los nobles leoneses cercanos al rey le convencieron de que el Cid se había quedado con gran parte del dinero. Son los “enemigos malos” del poema, y su falsa acusación le llevó al exilio.

La escena de la partida que inicia el manuscrito es un pasaje conmovedor y al mismo tiempo ofrece un incisivo retrato del Cid, que como héroe épico representa los valores y rasgos más apreciados por su sociedad. En estas pocas líneas vemos a un hombre de profundos sentimientos humanos, de discurso mesurado, devoto, admirado y querido por los burgaleses, que acepta la adversidad sin ningún atisbo de resentimiento contra el rey. Su imagen se irá ampliando a lo largo del poema, pero no en forma de comentario, como se ha hecho en la frase anterior. Más bien, el poema presenta o muestra el carácter del héroe, y revive cada escena; el público original, que era oyente más que lector, lo habría vivido (idealmente) como si estuviera en presencia del Cid.

Quizá te interese  ¿Dónde nació el Marqués de Sade?
¿Cuáles son los personajes principales del poema mio cid?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad