¿Dónde Murio Leonardo Torres Quevedo?

¿Dónde Murio Leonardo Torres Quevedo?

3

Nacido en Santa Cruz, en la provincia de Santander, en España, en 1852, y formado como ingeniero de caminos, Torres llegó a ser director de un importante laboratorio, presidente de la Academia de Ciencias de Madrid, miembro de la Academia Francesa de Ciencias, y famoso como inventor prolífico y exitoso. Algunos de sus primeros inventos adoptaron la forma de dispositivos mecánicos de cálculo analógico de impresionante originalidad.

Fue un pionero del radiocontrol, y en 1906 demostró con éxito un modelo de barco controlado por radio que funcionaba en el puerto de Bilbao ante una multitud que lo admiraba, incluido el rey de España. Recibió una aclamación similar por su invención de un dirigible semirrígido que se fabricó en cantidad y fue utilizado por ambos conjuntos de fuerzas militares durante la Primera Guerra Mundial. Uno de sus inventos sigue prosperando como atracción turística en las cataratas del Niágara: el Aero, coche español, instalado originalmente en 1916.

La principal motivación de Torres y Quevedo en todo su trabajo parece haber sido explotar al máximo las nuevas facilidades que ofrecían las técnicas electromecánicas y desafiar el pensamiento aceptado en cuanto a las limitaciones de las máquinas. Su actitud quedó bien resumida en el relato de Scientific American (1915) sobre el primer autómata de ajedrez:

Qué inventó leonardo torres y quevedo

Coincidiendo con el centenario del Aerocar español, en 2016 celebramos el Año Torres Quevedo.  Este ingeniero español, que ha sido definido como “el más magnífico inventor de su tiempo”, ocupa un lugar excepcional en la historia universal de la ciencia y la tecnología, con numerosos inventos y patentes que se adelantaron a su tiempo en áreas como la informática o la inteligencia artificial.

Quizá te interese  ¿Cuántos reyes Borbones ha habido en España?

El Aerocar español fue en realidad un modelo evolucionado del primer tranvía aéreo abierto al público en el mundo, también obra de Torres Quevedo: el tranvía aéreo del Monte Ulía (San Sebastián), inaugurado en 1907, treinta años después de presentar la patente de su sistema. Había sido financiado y construido por otra empresa española, la Sociedad de Estudios y Obras de Ingeniería, constituida en 1906 tras el éxito de las pruebas realizadas con el Telekino (el primer mando a distancia de la historia, también un invento de Torres Quevedo).

Esta sociedad -en cuyo accionariado se encontraba la más selecta representación de empresarios, industriales y banqueros del País Vasco (y algunos de Santander) de la época- se había constituido con un objetivo: “estudiar experimentalmente los proyectos presentados por Leonardo Torres Quevedo y ponerlos en práctica cuando se considerase oportuno”. Fue una iniciativa pionera de lo que hoy se conoce como I+D.

Leonardo Torres Quevedo Autómata de ajedrez 1951

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el lead para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Febrero 2014)

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Leonardo Torres y Quevedo” – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (septiembre de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Leonardo Torres y Quevedo (español: [le.oˈnaɾðo ˈtores i keˈβeðo]; 28 de diciembre de 1852 – 18 de diciembre de 1936) fue un ingeniero civil y matemático español de finales del siglo XIX y principios del XX. Quevedo fue pionero en el desarrollo del radiocontrol y de las máquinas de cálculo automatizadas, inventor de un autómata de ajedrez,[1][2] e innovador diseñador del dirigible no rígido de tres lóbulos Astra-Torres y del Whirlpool Aero Car situado en las cataratas del Niágara. Con su Telekine, Torres-Quevedo creó los principios de funcionamiento por control remoto inalámbrico. También fue un famoso hablante de esperanto[3].

Quizá te interese  ¿Cuál era el sobrenombre de Edipo?

Ganador Objetivo Europa 2014 (IES Leonardo Torres Quevedo)

En 1901, el ingeniero español Leonardo Torres-Quevedo comenzó a desarrollar un sistema, al que llamó Telekine, capaz de realizar “movimientos mecánicos a distancia”. El sistema era una forma de probar globos dirigibles de su propia creación sin arriesgar vidas humanas. En 1902 y 1903 solicitó algunas patentes para el sistema. Con la Telekine, Torres-Quevedo estableció los principios modernos de funcionamiento del control remoto inalámbrico.

La placa puede visitarse en el Museo Torres Quevedo, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid, en estas coordenadas 40.4466514,-3.7317781

Torres Quevedo también hizo importantes aportaciones a la aeronáutica, campo en el que realizó importantes investigaciones sobre los globos dirigibles. Frente a los dirigibles de armazón interno rígido, como el inventado por el conde alemán Von Zeppelin, y a los no rígidos, como el del pionero de la aviación brasileña Santos-Dumont, Torres Quevedo propuso un sistema semirrígido, basado en un armazón interno de cables flexibles que otorgaba rigidez al globo mediante la presión interna del gas. El inventor combinaba así las ventajas de ambos modelos, solucionando el problema de transporte que sufría el primero y los problemas de suspensión y estabilidad de la cesta que afectaban al segundo. Torres Quevedo presentó su primer proyecto de globo dirigible a las Academias de Ciencias francesa y española en 1902, recibiendo respuestas favorables de ambas.

¿Dónde Murio Leonardo Torres Quevedo?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad