¿Cuándo se hizo el Coloso de Rodas?

¿Cuándo se hizo el Coloso de Rodas?

El coloso de Rodas frente a la estatua de la libertad

El Coloso de Rodas fue una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Representaba al dios Helios y se construyó para agradecer a los dioses la victoria sobre el largo asedio de Demetrio Poliorcetes (305 a.C.) a Rodas.

El Coloso de Rodas es conocido por casi todo el mundo. Su historia comienza con el asedio de Demetrios Poliorcetes, sucesor de Alejandro Magno, en el año 305 a.C. Cuando Demetrios fue derrotado, abandonó toda su maquinaria de asedio en Rodas. Los rodios decidieron expresar su orgullo construyendo una estatua triunfal de su dios favorito, Helios. La tarea fue asignada al escultor Chares de Lindos, alumno del propio Lisipo, y se necesitaron doce años (del 304 al 292 a.C.) para completarla.

Desde la construcción hasta su destrucción median apenas 56 años. Sin embargo, el Coloso de Rodas se ganó un lugar en la famosa lista de las Maravillas. “Pero incluso tirado en el suelo, es una maravilla”, dijo Plinio el Viejo. El Coloso de Rodas no era sólo una estatua gigantesca. Era un símbolo de la unidad de los pueblos que habitaban aquella hermosa isla mediterránea de Rodas.

Significado del Coloso de Rodas

Situado en la isla de Rodas (frente a la costa de la actual Turquía), el Coloso de Rodas era una estatua gigante, de unos 110 pies de altura, del dios griego del sol Helios. Aunque se terminó de construir en el año 282 a.C., esta maravilla del mundo antiguo sólo se mantuvo en pie durante 56 años, cuando fue derribada por un terremoto. Enormes trozos de la antigua estatua permanecieron en las playas de Rodas durante 900 años, atrayendo a gente de todo el mundo para maravillarse de cómo el hombre pudo crear algo tan enorme.

Quizá te interese  ¿Qué tipo de gobierno proponen los girondinos?

La ciudad de Rodas, situada en la isla de Rodas, llevaba un año sitiada. Atrapada en la acalorada y sangrienta batalla entre los tres sucesores de Alejandro Magno (Ptolomeo, Seleuco y Antígono), Rodas fue atacada por el hijo de Antígono, Demetrio, por apoyar a Ptolomeo.

Demetrio intentó por todos los medios entrar en la ciudad de Rodas, de altos muros. Trajo 40.000 soldados (más que toda la población de Rodas), catapultas y piratas. También trajo un cuerpo especial de ingenieros que podían fabricar armas de asedio especialmente preparadas para entrar en esta ciudad en particular.

7

Según la mayoría de las descripciones contemporáneas, el Coloso medía aproximadamente 70 codos, o 33 metros (108 pies) de altura -aproximadamente la altura de la moderna Estatua de la Libertad desde los pies hasta la corona-, lo que la convierte en la estatua más alta del mundo antiguo[2] Se derrumbó durante el terremoto del 226 a.C., aunque se conservaron partes de ella. De acuerdo con cierto oráculo, los rodios no volvieron a construirlo[3]. Juan Malalas escribió que Adriano, en su reinado, volvió a erigir el Coloso[4], pero se equivocó[5]. Según la Suda, los rodios se llamaban colosenses (Κολοσσαεῖς), porque erigieron la estatua en la isla[6].

En el 304 a.C. llegó una fuerza de socorro de barcos enviados por Ptolomeo, y Demetrio (hijo de Antígono) y su ejército abandonaron el asedio, dejando atrás la mayor parte de su equipo de asedio. Para celebrar su victoria, los rodios vendieron el equipo abandonado por 300 talentos[11] y decidieron utilizar el dinero para construir una estatua colosal de su dios patrón, Helios. La construcción se dejó en manos de Chares, un nativo de Lindos, en Rodas, que ya había participado en estatuas de gran tamaño. Su maestro, el escultor Lisipo, había construido una estatua de bronce de Zeus de 22 metros de altura[12] en Tarento.

Quizá te interese  ¿Qué tiene que ver el Muro de Berlín con la Guerra Fría?

Datos sobre el coloso de Rodas

El Coloso de Rodas fue una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Representaba al dios Helios y se construyó para agradecer a los dioses la victoria sobre el largo asedio de Demetrio Poliorcetes (305 a.C.) a Rodas.

El Coloso de Rodas es conocido por casi todo el mundo. Su historia comienza con el asedio de Demetrios Poliorcetes, sucesor de Alejandro Magno, en el año 305 a.C. Cuando Demetrios fue derrotado, abandonó toda su maquinaria de asedio en Rodas. Los rodios decidieron expresar su orgullo construyendo una estatua triunfal de su dios favorito, Helios. La tarea fue asignada al escultor Chares de Lindos, alumno del propio Lisipo, y se necesitaron doce años (del 304 al 292 a.C.) para completarla.

Desde la construcción hasta su destrucción median apenas 56 años. Sin embargo, el Coloso de Rodas se ganó un lugar en la famosa lista de las Maravillas. “Pero incluso tirado en el suelo, es una maravilla”, dijo Plinio el Viejo. El Coloso de Rodas no era sólo una estatua gigantesca. Era un símbolo de la unidad de los pueblos que habitaban aquella hermosa isla mediterránea de Rodas.

¿Cuándo se hizo el Coloso de Rodas?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad