¿Quién estuvo en la conferencia de Yalta?

¿Quién estuvo en la conferencia de Yalta?

Citas de la Conferencia de Yalta

La Conferencia de Yalta, celebrada del 4 al 11 de febrero de 1945, fue la reunión de la Segunda Guerra Mundial de los jefes de gobierno de los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética para discutir la reorganización de Europa después de la guerra.

Fue una iniciativa de los Aliados para librar a la sociedad, la cultura, la prensa, la economía, el poder judicial y la política alemana y austriaca de cualquier vestigio de la ideología nacionalsocialista (nazismo). Se llevó a cabo apartando de los puestos de poder e influencia a quienes habían sido miembros del Partido Nazi y disolviendo o haciendo impotentes las organizaciones asociadas al nazismo.

Declaración creada por Winston Churchill, Franklin D. Roosevelt y Joseph Stalin durante la Conferencia de Yalta. Era una promesa que permitía a los pueblos de Europa “crear instituciones democráticas de su propia elección”.

La Conferencia de Yalta, a veces llamada Conferencia de Crimea y con el nombre en clave de Conferencia de Argonautas, se celebró del 4 al 11 de febrero de 1945. En esta reunión de la Segunda Guerra Mundial participaron los jefes de gobierno de Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética, representados por el presidente Franklin D. Roosevelt, el primer ministro Winston Churchill y el primer ministro Joseph Stalin, respectivamente, para discutir la reorganización de Europa en la posguerra. La conferencia se reunió en el Palacio de Livadia, cerca de Yalta, en Crimea.

Acuerdos de la Conferencia de Yalta

Entre el 4 y el 11 de febrero de 1945, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, el primer ministro británico Winston Churchill y el primer ministro soviético José Stalin se reunieron en Yalta -una ciudad turística situada en la costa sur de la península de Crimea, en el Mar Negro- para celebrar una importante conferencia. Su objetivo era discutir cómo poner fin a la Segunda Guerra Mundial y planificar la reorganización de Europa después de la guerra, en particular de Alemania.

Quizá te interese  ¿Quién es la verdadera madre de Jon Snow?

Los llamados “tres grandes” se reunieron en el Palacio de Livadia, la antigua residencia de verano del zar Nicolás II, durante ocho días. Roosevelt, que tenía mala salud, había sugerido un lugar de reunión en algún lugar del Mediterráneo, pero Stalin, que era famoso por su miedo a volar, se había negado a ir más allá del Mar Negro y sugirió el centro turístico soviético de Yalta.

La Conferencia de Yalta tuvo lugar en un momento crítico de la Segunda Guerra Mundial. A principios de 1945 estaba claro que, a pesar de la continua resistencia, Alemania había perdido la guerra. La Batalla de las Ardenas -la última ofensiva alemana en el Frente Occidental, librada en la región belga de las Ardenas- había destrozado lo que quedaba del ejército alemán, además de destruir armas, tanques y suministros esenciales. Por otra parte, el Ejército Rojo de Stalin había capturado Prusia Oriental y estaba a menos de 80 kilómetros de Berlín. La otrora poderosa Luftwaffe estaba drásticamente mermada, mientras que las bombas aliadas seguían cayendo a diario sobre las ciudades alemanas. Adolf Hitler estaba luchando una batalla perdida.

Lo que ocurrió en la conferencia de Yalta

La Conferencia de Yalta se celebró del 4 al 11 de febrero de 1945, y fue la segunda reunión en tiempos de guerra de los líderes de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética. Al llegar al centro turístico de Crimea, Yalta, los líderes aliados esperaban definir la paz posterior a la Segunda Guerra Mundial y sentar las bases para la reconstrucción de Europa. Durante la conferencia, el presidente Franklin Roosevelt, el primer ministro Winston Churchill y el líder soviético Joseph Stalin discutieron el futuro de Polonia y Europa del Este, la ocupación de Alemania, el regreso de los gobiernos de preguerra a los países ocupados y la entrada de la Unión Soviética en la guerra contra Japón. Aunque los participantes salieron de Yalta satisfechos con el resultado, la conferencia se consideró más tarde como una traición después de que Stalin rompiera sus promesas con respecto a Europa del Este.

Quizá te interese  ¿Quién fue César Augusto en el Imperio Romano?

A principios de 1945, con la Segunda Guerra Mundial en Europa llegando a su fin, Franklin Roosevelt (Estados Unidos), Winston Churchill (Gran Bretaña) y José Stalin (URSS) acordaron reunirse para discutir la estrategia de guerra y los temas que afectarían al mundo de la posguerra. Apodados los “Tres Grandes”, los líderes aliados se habían reunido previamente en noviembre de 1943, en la Conferencia de Teherán. Buscando un lugar neutral para la reunión, Roosevelt sugirió un encuentro en algún lugar del Mediterráneo. Aunque Churchill estaba a favor, Stalin se negó alegando que sus médicos le prohibían hacer viajes largos.

Qué quería Stalin en la conferencia de Yalta

Es una de las imágenes que definen el siglo XX. Winston Churchill, Franklin D. Roosevelt y Joseph Stalin se sientan sonrientes en sillas de comedor en la terraza del Palacio de Livadia, en las afueras de Yalta, Crimea, con una alfombra bajo sus pies. Detrás de ellos hay militares.

La conferencia de Yalta, que tuvo lugar esta semana hace setenta y cinco años, tuvo un aura de tragedia griega. Como si fueran dioses en el Olimpo, tres líderes tomaron decisiones que afectaron a la vida de millones de personas. Se reunieron en antiguos palacios imperiales en la hermosa costa del Mar Negro de Crimea, aún arruinada por la guerra y la ocupación alemana. Churchill la llamó “la Riviera del Hades”.

Durante lujosas cenas, los Tres Grandes decidieron el futuro de la Alemania posnazi, las nuevas fronteras de Europa del Este, el destino de ciudades como Lviv/Lwow y Koningsberg/Kaliningrado, y la forma de la nueva “organización mundial”, como la llamaron entonces: las Naciones Unidas.

Quizá te interese  ¿Qué tipo de fenomeno es un eclipse?

Las siguientes generaciones hicieron de “Yalta” una palabra comodín para la traición a Europa del Este y acusaron a Churchill y Roosevelt de dejar que Stalin escribiera el guión. En un discurso pronunciado en Riga en mayo de 2005, el ex presidente estadounidense George W. Bush comparó Yalta con la venta de Checoslovaquia en Múnich en 1938 y el pacto Molotov-Ribbentrop de 1939.

¿Quién estuvo en la conferencia de Yalta?
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad